Primera lectura


Lectura de la profecía de Ezequiel 37, 21-28


Y les dirás de parte de Yavé: Sacaré a los hijos de Israel de las naciones adonde partieron, los reuniré de todas partes y los juntaré en su tierra.

Haré de ellos una sola nación en mi país en las montañas de Israel; un único rey reinará sobre todos ellos, ya no serán más dos naciones, ni estarán más separados en dos reinos.

No se ensuciarán más con sus inmundos ídolos, porque los libraré de sus pecados y de todas sus rebeldías y los purificaré; serán mi pueblo y yo seré su Dios.

Sobre ellos reinará mi servidor David, y tendrán todos un solo pastor. Entonces caminarán según mis mandamientos, observarán mis leyes y las pondrán en práctica.

Vivirán en esa tierra que di a mi servidor Jacob, esa tierra en que han vivido. Vivirán en ella para siempre, ellos y sus hijos y los hijos de sus hijos; y mi servidor David será su príncipe para siempre.

Firmaré con ellos una alianza de paz, una alianza conmigo para siempre; pondré en medio de ellos mi santuario para siempre.

Mi morada permanecerá por encima de ellos, yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.

Cuando mi santuario esté en medio de ellos para siempre, las naciones sabrán que yo soy Yavé quien santifica a Israel.


Palabra de Dios



Salmo


Jer 31, 10. 11-12ab. 13

R/. El Señor nos guardará como un pastor a su rebaño



Que todas las naciones escuchen la palabra de Yavé; proclámenla en las islas lejanas: 'El que dispersó a Israel, lo reunirá y lo cuidará como un pastor a su rebaño. R/.


Porque Yavé ha rescatado a Jacob y lo ha librado de las manos del poderoso. Vendrán, cantando de alegría, al cerro de Sión, y acudirán para gozar de los regalos de Yavé. R/.


Entonces la muchacha bailará de alegría, jóvenes y viejos vivirán felices; cambiaré su tristeza en alegría, los consolaré, los haré reír después de sus penas. R/.



Evangelio


Lectura del santo evangelio según san Juan 11, 45-57


Muchos judíos que habían ido a casa de María creyeron en Jesús al ver lo que había hecho.

Pero otros fueron donde los fariseos y les contaron lo que Jesús había hecho.

Entonces los jefes de los sacerdotes y los fariseos convocaron el Consejo y preguntaban: '¿Qué hacemos? Este hombre hace muchos milagros.

Si lo dejamos que siga así, todos van a creer en él, y luego intervendrán los romanos y destruirán nuestro Lugar Santo y nuestra nación.

Entonces habló uno de ellos, Caifás, que era el sumo sacerdote aquel año, y dijo: 'Ustedes no entienden nada.

No se dan cuenta de que es mejor que muera un solo hombre por el pueblo y no que perezca toda la nación.

Estas palabras de Caifás no venían de sí mismo, sino que, como era sumo sacerdote aquel año, profetizó en aquel momento; Jesús iba a morir por la nación;'

y no sólo por la nación, sino también para reunir a los hijos de Dios que estaban dispersos.

Y desde ese día estuvieron decididos a matarlo.

Jesús ya no podía moverse libremente como quería entre los judíos. Se retiró, pues, a la región cercana al desierto y se quedó con sus discípulos en una ciudad llamada Efraín.

Se acercaba la Pascua de los judíos, y de todo el país subían a Jerusalén para purificarse antes de la Pascua.

Buscaban a Jesús y se decían unos a otros en el Templo: '¿Qué les parece? ¿Vendrá a la fiesta?'

Pues los jefes de los sacerdotes y los fariseos habían dado órdenes, y si alguien sabía dónde se encontraba Jesús, debía notificarlo para que fuera arrestado.


Palabra del Señor


Os conviene que uno muera por el pueblo

REFLEXION


En el Evangelio de hoy El egoísmo divide y genera muerte.

Jesús ha resucitado a Lázaro y el Sanedrín reacciona… Aquel día decidieron darle muerte.

Sumos sacerdotes y fariseos tienen miedo a perder el control de la situación. Miedo a que la gente les de la espalda; miedo a Jesús que representa una amenaza de muerte para el templo y para todo el sistema religioso-político

Pues conviene (es el egoísmo) que uno muera por el pueblo, y que no perezca la nación entera (es la justificación)

Frente al egoísmo que divide el propio relato nos da otra visión: profética