Primera lectura


Lectura del libro de Isaías 52, 7-10


Qué bien venidos, por los montes,

los pasos del que trae buenas noticias,

que anuncia la paz, que trae la felicidad,

que anuncia la salvación,

y que dice a Sión: «¡Ya reina tu Dios!»

Escucha, tus centinelas alzan la voz

y juntos gritan jubilosos,

por lo que han visto con sus propios ojos:

¡Yavé regresando a Sión!

Griten de alegría, ruinas de Jerusalén,

porque Yavé se ha compadecido de su pueblo

y ha rescatado a Jerusalén.

Yavé, el Santo,

se ha arremangado su brazo a la vista de las naciones,

y han visto, hasta los extremos del mundo,

la salvación de nuestro Dios.


Palabra de Dios.



Salmo