evangelio septiembre 16 de oraciones para tu alma

Primera lectura


Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo 4, 12-16


No dejes que te critiquen por ser joven. Trata de ser el modelo de los creyentes por tu manera de hablar, tu conducta, tu caridad, tu fe y tu vida irreprochable. Mientras llego, dedícate a la lectura, a la predicación y a la enseñanza. No descuides el don espiritual que recibiste mediante una intervención profética, cuando el grupo de los ancianos te impuso las manos.

Ocúpate de estas cosas y fíjate en lo que dije; así todos serán testigos de tus progresos. Cuida tu conducta y tu enseñanza; persevera sin desanimarte, pues actuando así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchan.


Palabra de Dios.



Salmo


Sal 110,7-8.9.10

R/. Grandes son las obras del Señor



Verdad y justicia son obra de sus manos todos sus decretos son seguros, apoyados en una base inamovible, portadores de verdad y rectitud.