evangelio agosto 27 de oraciones para tu alma

Primera lectura


Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses 4, 1-8


Por lo demás, hermanos, les pedimos y rogamos en nombre del Señor Jesús: aprendieron de nosotros cómo han de portarse para agradar a Dios; ya viven así, pero procuren hacer nuevos progresos.

Conocen las tradiciones que les entregamos con la autoridad del Señor Jesús: la voluntad de Dios es que se hagan santos y que rehúyan la fornicación. Que cada uno se comporte con su esposa con santidad y respeto, y no se deje llevar por pura pasión, como hace la gente que no conoce a Dios. Que nadie ofenda a su hermano en el negocio o se aproveche de él. El Señor pedirá cuentas de todas estas cosas, como ya se lo hemos dicho y declarado. Dios no nos llamó a vivir en la impureza, sino en la santidad. Por eso, el que no haga caso de estas advertencias desobedece, no a un hombre, sino al mismo Dios, que les da a ustedes su Espíritu Santo.


Palabra de Dios.


Salmo


Sal 96, 1 y 2b. 5-6. 10. 11-12

R. / Alegraos, justos, con el Señor


¡El Señor reina, alégrese la tierra, regocíjense las islas numerosas! Lo rodea una nube tenebrosa, justicia y derecho son la base de su trono. R./


Los montes se derriten como cera ante el que es Amo de toda la tierra; 6 los cielos proclaman su justicia y todos los pueblos ven su gloria. R./


Amados del Señor, odien el mal, pues él cuida las almas de sus fieles y los libra de manos de malvados. R./</